dissabte, 29 de gener de 2011

Menjars i relacions socials

Hyeronymus Bosc El Bosco (1480). Las bodas de Caná
Los otros sentidos pueden disfrutarse con toda su belleza cuando uno está solo, pero el gusto es en gran medida social. Los seres humanos rara vez prefieren comer en soledad, y la comida tiene un poderoso componente social. Los bantúes creen que intercambiar comida crea un contacto entre dos personas que, a partir de entonces, comparten un “clan de comida”. Nosotros, en general, comemos con nuestra familia, por lo que es fácil entender que “partir el pan” con un extraño lo asimile al grupo familiar.

Diane Ackerman: Una historia natural de los sentidos (1990)

Per llegir-ne més: El sentido social de las comidas

Per saber més sobre l'autora: Diane Ackerman

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...